+30 210 49 62 580

Νuestra Εmpresa

NUESTROS ESPACIOS

PUNTOS DE REFERENCIA

1973 - El comienzo

Se fabrica Angelis 1, que es el primer vareador de aceitunas con movimiento oscilatorio.

2000 - El primer peine eléctrico

El vareador Angelis 3 se registra en O.B.I. como el primer peine eléctrico que se fabricó.

2004 - Las fibras de carbono

Se crea el vareador Angelis 4, el primer vareador de aceitunas con varillas de fibra de carbono.

2015 - El motor

Continúa el avance innovador al colocar el motor en el cabezal y de este modo nace el vareador Arpyia CF.

EXPORTACIONES

No solo los agricultores de Grecia, confían en la maquinaria de Angelis sino también los agricultores de Italia, España, Israel, Túnez, Francia y Portugal. Nuestro objetivo es permitir que nuestras máquinas de alta calidad lleguen a más agricultores e incluso a más países.

La historia de nuestras máquinas vareadoras inició en 1970, cuando Anastasios Aggelis, mientras trabajaba como técnico en la construcción de almazaras, al ver cómo los agricultores vareaban con palos de madera las aceitunas, empezó a pensar y a preguntarse por qué no había aún en Grecia, repleta de olivos, una máquina de fácil uso para tirar el fruto del árbol
Entonces empezó a pensar en el movimiento de las varas de madera que ejecutaban los agricultores griegos desde hace siglos para tirar las aceitunas al suelo, y concibió la idea del movimiento oscilatorio de modo que se convirtió en la base de todas las máquinas vareadoras de aceitunas, nuestras y ajenas.
El inicio fue con un motor de aire, de aceite y finalmente con un motor eléctrico de DC.

Con el paso de los años, hemos logrado perfeccionar la primera máquina dotada de movimiento oscilatorio en el mundo del olivo. Este vareador cuyos fieles seguidores llaman cupepé (juguete infantil) sigue ocupando el primer puesto en las preferencias de los entendidos y en los olivares de Grecia
Nuestra pasión y gran amor por el fruto del olivo nos condujo, un poco más tarde, a la fabricación de otras 7 máquinas vareadoras, cada una con sus propias innovaciones, sus propias ventajas, siempre en la vanguardia. Su durabilidad y rendimiento las han convertido en el fiel aliado de cada productor.